jueves, 4 de noviembre de 2010

Mascarillas frescas: cómo sacarles partido

Soy fan de las mascarillas frescas de Lush. La pega que les encuentro es que traen bastante cantidad y una fecha de caducidad de entre 3 semanas y un mes como máximo, y no da tiempo a gastarlas si las usas una vez por semana.
No sé vosotras, pero yo cuando tengo tiempo para ponerme las mascarillas, los exfoliantes corporales y depilarme es indefectiblemente en fin de semana, porque de lunes a viernes tengo mucho trabajo y voy escasa de tiempo. Así que más de una vez me había encontrado con la mascarilla facial caducada.
La solución: congelarla en porciones. Para ello compré una cubitera de las de plástico blando, para que me fuera más fácil extraer el producto. El bote de Oatfix me ha dado para siete aplicaciones (una la he usado esta mañana porque entro más tarde a trabajar e iba con tiempo). La medida es de una cuchara de postre, da para una capa generosa.

Si sois de las que os hacéis vuestras propias mascarillas frescas, también podéis aprovechar el truco y no desperdiciar nada si os sobra de vuestra preparación, que no están los tiempos para tirar nada.

14 comentarios:

  1. Me ha encantado el truco!!!!
    Es genial!

    ResponderEliminar
  2. Coñe, qué idea más buena. Nunca se me había ocurrido! Felicidades por esta gran idea!

    ResponderEliminar
  3. Yo también lo hago! lo meto en botecitos pero vamos que va siendo lo mismo ;)
    es que sino es tirarla totalmente ;)
    besitos!! y descansa!

    ResponderEliminar
  4. Yo también lo hago así y es una maravilla no tirar nada de nada :-P

    ResponderEliminar
  5. Jo! a mi no se me hubiese ocurrido nunca, ahora si me animaria a probar alguna mascarilla de Lush :)

    Besooos!

    ResponderEliminar
  6. Muy buen truco! Ya me veo el congelador lleno de cubiteras!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo tambien lo hago asi!! Me lo enseño mi compi de blog cuando preparo la entrada. Un besazo wapa!

    ResponderEliminar
  8. Pues es una idea buenísima. A mi me ha pasado exactamente eso con la Oatfix, que entre que no tengo tiempo y que es un poco engorrosa de poner, se me ha caducado, snif... La próxima vez tendré en cuenta este truquillo. Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Yo también las congelo, pero si tienes un congelador de los "no frost" tienes que taparlo con un film porque sino se queda muy seco y hay que añadirle agua después para vuelva a tener textura cremosa.

    ResponderEliminar
  10. Ostras esto no lo habia pensando! que buen truco!

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué buena idea!!! gracias por el consejo, es muy práctico para sacarle más partido a los productos con caducidad reducida.
    Bsote

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas: