domingo, 21 de octubre de 2007

Se acaba el fin de semana



Ayer mañana me desperté temprano. Me apetecía hacer algo diferente, así que busqué uno de mis libros de cabecera, El encanto cotidiano de Sarah Ban Breathnach, y me dispuse a preparar magdalenas. No me subieron demasiado pero estaban muy buenas. Dejo la receta por si a alguien le apetecen:

-Precalentar el horno a 240º.

-Untar con margarina los moldes y ponerles un poco de harina, para que no se pegue.

-Batir un huevo, mezclarlo con media taza de azúcar y ponerlo al baño maría sin dejar de remover.

-Cuando esté espesito, meterlo en el vaso de la batidora y empezar a batir con las varillas.

-Ir incorporando poco a poco sin dejar de batir media taza de harina y un chorrito (una cucharada) de extracto de vainilla y 6 cucharadas de margarina derretida (métela un minuto al microondas y ya está).

-Inmediatamente vierte la mezcla en los moldes y al horno durante unos 15 minutos o hasta que están doradas.

-Desmolde y sirve, si te apetece, con azúcar glass por encima.
Hoy, como a las 12, hemos salido a pasear un poco. Queríamos estrenar el tranvía y hemos acabado en la Vila Olímpica.
Y ya que estábamos en el centro, hemos aprovechado para acercarnos a un restaurante al que solíamos ir, en el Raval. Se llama Ca l'Avia, está en la calle de la Cera, 33. Lo lleva una persona polifacética e interesante como pocas, Mario M. Pérez-Ruiz. Escritor, locutor de radio, librero, hostelero... La comida es sencilla, barata, y la charla inestimable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encanta saber lo que piensas: